Embajadores de marca una gran oportunidad para marcas e influencers

Embajadores de marca: una gran oportunidad para marcas e influencers

 

¿Qué es un embajador de marca?

Como su nombre indica, un embajador representa a una marca ante su comunidad. Existen dos categorías principales de embajadores:

  • Embajadores oficiales, contratados y pagados para utilizar su fama en favor de la marca. En la mayoría de los casos se les contrata anualmente.
  • Clientes embajadores de la marca, durante campañas organizadas en las que pueden convertirse en embajadores «oficiales» durante un breve periodo.

Como probablemente sepas, el marketing moderno entiende que los clientes son ahora actores de la marca y de su reputación. En la era de las redes sociales, los consumidores ya no están en la sombra. Reaccionan, dan su opinión, buena o mala.

A partir de ahora, tener clientes plenamente satisfechos es más importante que simplemente vender el producto. Así surgieron los influencers y, más recientemente, los embajadores de marca. Y esto afecta a todos los sectores (productos de gran consumo, viajes, cosméticos, moda, deportes e incluso, en cierto modo, el lujo… aunque a menudo este sector acoja a más estrellas y celebridades para representarlos).

Por lo tanto, un embajador suele ser un influencer que representa tanto a la comunidad que le sigue como a la marca que le ha contratado. Esta dualidad permite que una marca se imponga en la comunidad del influencer. Él mismo será el garante de la calidad de la marca. Además, esto no sólo llega a la comunidad de los embajadores, sino que ellos también difundirán el mensaje si les convence la marca de su estrella favorita.

 

El caso de Lush

En esta estrategia de marketing, podemos citar el ejemplo concreto de la empresa Lush. Realmente han jugado con este concepto de embajador y de cliente embajador. La marca ha creado colaboraciones a la vez con varias influencers famosas, como Vivienne Westwood, una diseñadora de moda muy famosa. Ambas se asociaron para crear un accesorio y la embajadora posó con él, dando la vuelta a las redes sociales y a las revistas.

La imagen de la marca fue reforzada por la Sra. Westwood, que apostó por una marca eco-responsable, ecológica y que lucha por salvar el medio ambiente. Un golpe maestro por parte de Lush, cuyos clientes sienten que están haciendo una buena acción por el planeta al comprar sus productos.

 

El caso de Starbucks

Starbucks también es digno de mención porque son lo que podría considerarse los precursores en lo que respecta a los embajadores clientes. Con su amplia gama de personalización, el hecho de conocer a los clientes habituales y sus pedidos, tener su nombre escrito en un vaso que a su vez lleva el sello de Starbucks… Todos estos pequeños detalles dan una verdadera sensación de personalización y exclusividad a su clientela.

Estos últimos llevarán con orgullo la marca de su café favorito a todas partes; en los transportes, en la escuela, en el trabajo… Un golpe de genio del marketing, reforzado por los clientes que publican con orgullo su bebida en las redes sociales con el #Starbuck, difundiendo aún más su imagen. La propia marca comparte las fotos más bonitas, lo que da aún más sensación de singularidad y motiva a otros a multiplicar las fotos para tener la satisfacción de ser republicadas por su cadena de café favorita.

Se trata, pues, de un contrato en el que todos ganan: la marca se beneficia de la notoriedad de su embajador. Pero también para el embajador, que cobra y además se beneficia de la popularidad de su marca cuando ésta sube. En definitiva, casos de éxito para las marcas que han apostado por los embajadores.

 

¿Eres un influencer y quieres convertirte en embajador? ¿Eres una marca interesada en colaborar con un embajador? ¡Entonces este artículo es para ti!

 

Eres influencer

En primer lugar, explicaremos a todos los que quieran ser embajadores cómo hacerlo.

¿Hay que ser influencer para convertirse en embajador de una marca?

No, de hecho los embajadores no siempre son influencers, aunque las diferencias son muy ténues. En efecto, la gran diferencia es que un influencer conocido dará a la marca el apoyo básico de su comunidad. Pero aún puedes convertirte en embajador, aunque no tengas ningún o pocos seguidores (hablamos de un nano-influencer o conso-embajador en este caso). Lo principal para un embajador es transmitir correctamente la marca y su imagen y defender sus intereses.

¿Esto se paga?

Salvo en el caso de colaboraciones muy importantes o contratos anuales (con derechos de imagen y servicios estándar), los embajadores rara vez cobran en dinero o no reciben un salario. Un envío de producto y la notoriedad de la marca suele ser suficiente pago. Pero si su relación con la marca perdura en el tiempo y sigue siendo buena, puede llevar a más.

 

Nuestros consejos para convertirte en embajador de marca:

1) Entender la marca, sus objetivos, sus metas. Infórmate sobre las marcas que te interesan. Una vez que te pongas en contacto con ellos, podrás demostrar que los conoces a la perfección. Estarán encantados de ver tu implicación y pensarán que eres la persona adecuada para representar a su marca.

 

2) Ponte en contacto con las marcas que has seleccionado. ¡No envíes el mismo mensaje a todo el mundo como un robot! Sé original y creativo, crea un post que llame su atención. También puede crear una publicación «orgánica». Esto significa que publicas una opinión sobre un producto de la marca, de forma espontánea y, por tanto, gratuita. También puedes añadir su hashtag o mencionarlos para llamar su atención. ¡Seguro que la marca estará intrigada por este influencer al que le gustan tanto sus productos! Pero no exageres. No hagas 15 posts sobre diferentes productos.

 

3) Desde el principio de tu relación con la marca, se amable, asegura la sostenibilidad de esa relación. Esto incluye comunicarse con ellos, escuchar sus consejos, asistir a los eventos de la marca para aprender más y mostrar tu implicación. Si tienes una buena relación con la marca, ésta crecerá contigo y pensará en ti para colaboraciones mayores.

 

4) Gestiona bien tu cuenta. Vuestra colaboración significa que tu audiencia crecerá, y tendrás que nutrirla. Trabaja tu contenido para que sea lo más relevante posible para la marca y sus valores. Se regular y proactivo, sin comprometer la calidad. Se creativo al hablar de la marca, para que no parezca una colocación de producto o un anuncio. Fideliza a tu audiencia, publica reseñas genuinas y auténticas de los productos que te envía la marca. Intenta también mantener una relación con tu comunidad, para que se sientan cercanos a ti y sean más receptivos a sus mensajes.

 

Eres una marca

Como decíamos antes con algunos ejemplos, es muy interesante que una marca utilice un embajador.

La persona que representará a tu marca no sólo te permitirá vender más productos (especialmente los que han sido objeto de una reseña), sino también aumentar tu notoriedad e impulsar tu reputación. Los consumidores tendrán más confianza en ti si alguien «como ellos» publica algo positivo y envia una imagen positiva de tu marca. Por lo tanto, es una gran manera de que una pequeña empresa crezca en las redes sociales y amplíe su influencia y reputación.

 

A continuación, ¡aquí te dejamos algunos consejos para reconocer y contratar al embajador ideal para tu marca!

1) Un buen embajador es aquel que conoce y ama tu marca. Es posible que ya haya hablado de tu marca en las redes de forma espontánea, que le gusten tus productos y los comparta. Esto te permitirá iniciar una relación a largo plazo, o poder recurrir a este embajador regularmente para tus campañas.

 

2) Tu embajador puede ser una persona influyente… ¡o no! Las personas hasta ahora «desconocidas» pero que conocen muy bien tu marca pueden darle un verdadero impulso, pero también al influencer. Además, estarán más dispuestos a trabajar gratis a cambio de enviar productos o servicios. Esto es lo que se puede hacer en las campañas de nanoinfluencia.

 

3) Tu embajador debe estar implicado en la vida de tu marca. Tienes que interactuar, comunicarte. Puede aconsejarte o hacerte comentarios sobre tus productos o servicios para mejorarlos. Por tu parte, puedes asesorarle en sus publicaciones para que tengan el mayor éxito posible. El embajador también debe participar en los eventos, para que podáis conoceros.

 

La suma de todos estos elementos te permitirá encontrar al mejor embajador, ya sea a largo plazo o para tus programas de marketing.

E Influence4You ¡puede ayudarte a encontrar el mejor embajador para tu marca!